Rusia acusa a Reino Unido de inventar una "historia falsa" y de estar "jugando con fuego" en el caso del envenenamiento del exespía Sergei Skripal

Vasily Nebenzia

 

Rusia acusó a Reino Unido de inventar una "historia falsa" y de "jugar con fuego", y advirtió que "lamentarán" sus acciones por el envenenamiento de un ex espía ruso y su hija en la población de Salisbury.

En una reunión el jueves del Consejo de Seguridad de la ONU, el embajador de Moscú ante Naciones Unidas, Vasily Nebenzia, aseguró que el principal objetivo de Reino Unido había sido "desacreditar e incluso deslegitimar" a Rusia con "acusaciones infundadas".

Pero Rusia no logró los apoyos necesarios para su pedido de que se realice una investigación conjunta del ataque.

La representante británica, Karen Pierce, señaló que el hecho de que Moscú pidiera participar en la investigación de lo ocurrido con Sergei Skripal y su hija Yulia era como que un pirómano investigase su propio incendio.

El ex doble agente sigue en estado crítico, pero estable. Su hija se recupera en el hospital y dijo, en un comunicado, que su "fuerza aumenta a diario".

Fueron envenenados con un agente nervioso de origen desconocido en un suceso que causó una de las mayores crisis diplomáticas de los tiempos recientes entre Moscú y Occidente.

Reino Unido y sus aliados de Occidente han acusado al gobierno de Vladimir Putin de estar detrás de lo ocurrido.

En consecuencia, más de 20 países ordenaron la semana pasada la expulsión de más de 150 diplomáticos rusos, medida que fue retribuida con la salida de igual número de funcionarios occidentales de Moscú y San Petersburgo.

"Horribles e infundadas"

Moscú convocó a la reunión especial del Consejo de Seguridad en Nueva York para discutir el ataque y dijo que Reino Unido tenía "preguntas legítimas" para responder.

Sergei Skripal habla con su abogada desde una celda en agosto de 2006. (Foto: Corte Militar Distrital de Moscú/ TASS)
Sergei Skripal el día en que lo sentenciaron a 13 años de prisión en agosto de 2006. (Foto: Corte Militar Distrital de Moscú/ TASS)

Nebenzia dijo que las acusaciones eran "horribles e infundadas" y afirmó que Reino Unido estaba librando una "guerra de propaganda" contra Rusia.

Novichok, el grupo de agentes neurotóxicos utilizados en la intoxicación, "no tiene derechos de autor de Rusia, a pesar del nombre obviamente ruso" y se ha desarrollado en muchos países, se defendió.

El embajador cuestionó por qué Rusia eliminaría a alguien usando un método "peligroso y altamente público".

Rusia, afirmó la embajadora británica, era sospechosa por varias razones, y dijo que tenía "un historial de conducir asesinatos patrocinados por el Estado" y que "ve a los desertores como objetivos adecuados para el asesinato".

Dudas

Mientras tanto, en Reino Unido, Yulia Skripal, hija del exespía envenenado y quién también fue afectada por el mismo veneno, divulgó un comunicado este jueves en el que decía que: "Estoy segura de que ustedes se dan cuenta de que todo lo ocurrido es un poco desorientador y espero que respeten mi privacidad y la de mi familia mientras dure mi convalecencia".

Sus declaraciones fueron divulgadas por la policía británica pocas horas después de que la televisión rusa emitiera un audio de una supuesta conversación telefónica entre Yulia y su prima Viktoria, quien reside en Moscú, que habría ocurrido en la mañana del jueves 5.

Yulia SkripalYulia Skripal permanece hospitalizada junto a su padre en un hospital en Salisbury.

En el audio, cuya veracidad no ha sido comprobada, Yulia llama a su prima y le comenta que "todo está bien, todo puede solucionarse y todo el mundo está con vida y recuperándose".

Hace mención al estado de salud de su padre y concretamente dice: "Él está descansando ahora, está durmiendo. La salud de todos está bien, no hay nada que no pueda arreglarse. Pronto me darán el alta. Todo está bien".