¿Realmente va tan bien la economía de Estados Unidos como defendió Donald Trump en el Discurso sobre el Estado de la Unión?

Donald trump.

 

Corren buenos tiempos para la economía de Estados Unidos.

Eso es lo que reflejan los datos macroeconómicos y los informes de los organismos internacionales.

Con una tasa de crecimiento que cerró 2016 en un robusto 2,6% y unos datos de desempleo que no dejan de mejorar, el cuadro macroeconómico del país permite presumir al presidente Donald Trump.

Es lo que hizo en el Discurso del Estado de la Unión que pronunció ante el Congreso este martes.

Obreros en Nueva YorkEl presidente asegura que su rebaja de impuestos contribuirá a generar empleo.

Más allá de la cuestión de si las cifras positivas por las que se felicitó el presidente son de veras fruto de su gestión, está la duda de cuánto hay de realidad en los datos que esgrimió.

BBC Mundo contrastó algunas de las afirmaciones del inquilino de la Casa Blanca.

1. "Desde las elecciones hemos creado 2,4 millones de nuevos empleos, incluidos 200.000 solo en el sector industrial"

Donald Trump ganó las elecciones el 8 de noviembre de 2016 y tomó posesión como presidente el 20 de enero de 2017.

Considerando las cifras desde su victoria sobre Hillary Clinton, la economía estadounidense ha agregado 2,37 millones de puestos de trabajo.

De acuerdo con los datos del Departamento de Trabajo, 196.000 empleos se crearon en el sector de las manufacturas.

Personas en busca de empleo hacen cola en Nueva York.Trump aseguró que el desempleo entre los negros está en mínimos históricos.

El crecimiento del empleo, no obstante, comenzó antes de que Trump iniciara su gestión.

De hecho, el ritmo de creación de empleo se ha ralentizado desde la época de su antecesor, Barack Obama.

Aunque eso también puede deberse a que con solo un 4,1% de su población activa desempleada, cerca de lo que los economistas tienden a considerar una situación de pleno empleo, cada vez hay menos gente buscando trabajo.

El mercado de trabajo de EE.UU. no sufre un descenso del empleo en términos mensuales desde septiembre de 2010.

2. "La desocupación entre los afroamericanos y los hispanos se mantiene al nivel más bajo desde que hay registros"

El Departamento de Trabajo lleva midiendo el desempleo entre la población negra desde 1972.

La tasa en diciembre fue del 6,8%, la más baja jamás registrada. Su nivel más alto se produjo en los años 1982 y 1983, cuando se situó por encima del 20%.

 

La fortaleza de la economía de Estados Unidos

  • 2,6% de crecimiento interanual del Producto Interior Bruto.

  • 4,1% de población activa en situación de desempleo.

  • 23,7 millones de nuevos puestos de trabajo creados desde 2016.

Getty

Los servicios federales también contabilizan el desempleo entre la población hispana o latina desde 1973 y están a su nivel más bajo desde 1973, con un 4,9%.

Sin embargo, las cifras permanecen por encima de las de la población blanca (3,7%) y asiática (2,5%).

En general, los datos reflejan un descenso del desempleo que se inició durante la presidencia de Obama.

3. "Hemos aprobado la mayor rebaja de impuestos y reforma fiscal de la historia de Estados Unidos"

Antes de la pasada Navidad, el impuesto a las empresas se redujo desde el 35% hasta el 21%.

Los impuestos a los particulares también bajaron, pero ¿suponen "el mayor recorte de la historia"?

El portal de verificación de datos y noticias Politifact dice que no.

Donald Trump.Donald Trump consiguió finalmente aprobar su reforma fiscal.

Utilizando estadísticas del Departamento del Tesoro, Politifact asegura que tres reformas del marco tributario tuvieron mayor repercusión en términos de cantidad bruta de dinero que la aprobada por el gobierno de Trump.

Además, si se mide en términos de porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB), se estima que otras seis leyes fiscales tuvieron un mayor impacto.

4. "Desde que aprobamos las rebajas de impuestos, alrededor de tres millones de trabajadores han recibido ya bonos, algunos de ellos de miles de dólares por trabajador"

Después de que se anunciara el recorte de impuestos, varias empresas anunciaron pagos adicionales a su personal.

Por ejemplo, Disney hizo público un pago único de un bono de US$1.000 a 125.000 empleados. El fabricante de automóviles Fiat-Chrysler dijo que 60.000 trabajadores recibirían un extra de US$2.000.

El grupo de presión Americanos por la Reforma Fiscal, (ATR, por su sigla en inglés), que hace campaña por unos impuestos más bajos y simples, ha llevado un registro de todos los bonos.

Asegura que 285 compañías han anunciado incrementos salariales, bonos y otras ventajas que atribuyeron a la rebaja fiscal.

Bolsa de Wall Street.El ascenso de la Bolsa se inició ya en la época de Obama.

ATR asegura que al menos tres millones de trabajadores se beneficiarán de esto.

Es difícil calibrar cómo se hubieran comportado estas empresas sin la bajada de impuestos y cuántas de ellas no están en realidad dándole al Partido Republicano el mérito por una decisión que ya tenían prevista.

5. "La Bolsa rompe un récord tras otro".

La Bolsa de Estados Unidos ha subido desde que Trump tomó posesión, con el índice S&P 500 aumentando un 24,7% y anotándose varios récords.

Pero en comparación, el mismo índice subió hasta un 26,3% a principios de la era Obama, concretamente en 2009 y comienzos de 2010.

Por aquel entonces, el nivel del mercado de valores estaba bastante por debajo, reflejando el impacto en Estados Unidos de la crisis financiera global y la profunda recesión que la siguió.

Bajo el mandato de Obama, los mercados experimentaron una firme recuperación y, a partir de 2013, también encadenaron una serie de récords.

En cualquier caso, la importancia de estos datos para el estadounidense de a pie es relativa.

Según el analista de The Huffington Post Alex Edmands, "los mercados son meramente un espejo que refleja pasivamente cómo está la economía, pero no la afectan activamente".