La ONU impone nuevas sanciones a Corea del Norte que afectarán las importaciones de gasolina al país en un 90%

Kim Jong-Un, líder del gobierno norcoreano.

 

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas votó este viernes para imponer sanciones más severas a Corea del Norte en respuesta a sus recientes pruebas con misiles balísticos.

La resolución, redactada por Estados Unidos, incluye medidas para reducir drásticamente las importaciones de gasolina y otros derivados del petróleo al país asiático en un 90%.

China, el aliado comercial más importante de Pyongyang, votó a favor de las medidas. Rusia, otro aliado, también apoyó las sanciones.

El país, gobernado por Kim Jong-un, ya está sujeto a una serie de sanciones de Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU.

Washington ha impuesto sanciones a Pyongyang desde el año 2008, al congelar los bienes de personas y compañías vinculadas con el programa nuclear norcoreano y al prohibir las exportaciones de bienes y servicios al país.

Las tensiones han aumentado este año sobre el programa nuclear y de misiles de Corea del Norte, que ha continuado desarrollando pese a la presión de otros poderes mundiales para que detengan esta acción.

El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que está buscando una solución diplomática a este asunto, y que por ello redactó la nueva serie de sanciones:

  • El suministro de productos derivados del petróleo tendrán un tope de 500.000 barriles al año y el petróleo crudo de 4 millones de barriles anuales.
  • Todos los ciudadanos norcoreanos que trabajan en el extranjero serán repatriados a su país de origen, lo que restringe una fuente fundamental de divisas extranjeras.
  • También habrá una prohibición sobre exportaciones de bienes norcoreanos, como maquinaria y equipos eléctricos.