Puigdemont: Cataluña se ha ganado el derecho a ser un Estado independiente

Image result for Puigdemont: Cataluña se ha ganado el derecho a ser un Estado independiente

 

 "El momento es muy serio y todos debemos asumir nuestras responsabilidades", dijo Carles Puigdemont, el residente de la Generalitat de Cataluña, en una sesión del Parlamento catalán este martes. "Cataluña ha ganado su derecho a ser un Estado independiente, a ser oído y ser respetado", dijo.

Pidió que el Parlamento suspendiera la declaración unilateral de independencia mientras se realiza un diálogo.

"La única lengua que entendemos dice sí a la independencia de Cataluña. Defiendo el mandato del pueblo de Cataluña de ser independiente", dijo Puidgemont.

"No hemos encontrado una contraparte para discutir esto", dijo Puidgemont y dijo que el discurso el rey Felipe VI había sido decepcionantes.

El miércoles pasado Puigdemont acusó al rey Felipe VI de no poder sanar las divisiones de España. Según Puigdemont, el rey ignora a millones de catalanes que piensan diferente del gobierno de Mariano Rajoy.

Felipe VI calificó a las autoridades catalanas de "irresponsables" en un pronunciamiento posterior.

"No somos locos, golpistas", dijo. "Somos gente normal que quiere poder votar y que ha estado disponible para el diálogo. No tenemos nada contra España y los españoles. Al contrario, nos queremos entender mejor. Porque desde hace muchos años la relación no funciona, y nada se ha hecho para revertir la situación".

Tras las declaraciones de Puigdemont la cabeza del partido opositor en Cataluña, Inés Arrimadas, atacó al presidente de la Generalitat diciendo que está tratando de dividir a los catalanes.

"El pueblo de Cataluña no está unido por su culpa", dijo Arrimadas.

"La mayoría de los catalanes se sienten catalanes, españoles y europeos. No sé qué tan grande es su corazón, pero en el nuestro los tres pueden estar ahí. En la mayoría de corazones catalanes, no faltará ninguna bandera y no dejaremos que rompa nuestros corazones, señor presidente", añadió.

Puigdemont dijo que había un llamado de diálogo en toda Europa e hizo un llamado para que los ciudadanos siguieran expresándose con respeto.

El presidente de Cataluña dijo que llegaba al Parlamento no con "una decisión personal ni una obsesión", sino con "el resultado del referendo del 1 de octubre".

"Hoy debemos hablar sobre los resultados del 1 de octubre, estamos aquí porque Cataluña celebró el referéndum de autodeterminación y lo hizo bajo condiciones difíciles. Es la primera vez en la historia de Europa que en un día de votación hay policía atacando a los votantes. El objetivo fue que la gente se quedara en casa y no votara, pero fracasaron en su misión", afirmó.

Los enfrentamientos violentos entre la policía española y los votantes han aumentado las tensiones después de la votación, que fue considerada ilegal por Madrid. Los sindicatos alentaron a sus miembros a unirse a las protestas el martes que congregaron a unas 700.000 personas.

"El objetivo de la violencia total del 1 de octubre era que la gente se quedara sin votar", dijo Puigdemont y agradeció a quienes hicieron posibles la realización del referéndum del 1 de octubre.

Más de 2,5 millones de personas votaron en el referéndum. El gobierno regional dijo que el 90% de los votantes estuvieron a favor de independizarse de Madrid.

Sin embargo, la participación fue baja: cercana al 42% del total. Las autoridades catalanas culparon de ello a la represión y las medidas tomadas por el gobierno español para impedir la votación.

Este martes, Puigdemont dijo que muchas personas tenían miedo por lo que sucedió y por lo que podría pasar luego.

"Desde la muerte de Franco, Cataluña ha contribuido a la consolidación de la democracia española", afirmó en su intervención frente al Parlamento.

Las empresas y los inversores se ven atrapados en el medio de la crisis política. Cataluña es la región económicamente más productiva de España, acogiendo a sedes de 7.100 empresas extranjeras como Volkswagen, Nissan y Cisco.

El peor escenario para la economía

Los expertos dijeron que el escenario más peligroso para los negocios sería una separación no sancionada.

Las empresas de Cataluña se enfrentarían a la perspectiva de operar en un estado de reciente independencia sin acuerdos comerciales formales, una situación aún más grave que el Brexit, dijo Carsten Hesse, economista europeo en Berenberg Bank.

Cataluña representa casi una quinta parte de la economía española, y supera a todas las comunidades españolas con el 25% de las exportaciones del país.

"Afectaría significativamente a la economía española en un momento en que España se está recuperando de su crisis [económica]", dijo Megan Greene, economista jefe de Manulife Asset Management.

En este escenario, los inversores podrían dejar de comprar la deuda catalana y española y los costos de financiación del gobierno aumentarían. España podría entrar en una recesión y los riesgos podrían extenderse por toda Europa, dijo Greene.

"Esto podría traer de vuelta la crisis de la eurozona en el peor de los casos", dijo.

El gobierno catalán ofreció un panorama menos severo, diciendo que haría todo lo posible para ayudar a los negocios regionales.

"Creemos que en cualquiera de los escenarios que se pueden abrir ahora podemos trabajar para garantizar la correcta operación de los negocios, hay muchos mecanismos que pueden garantizar las mismas características y condiciones de las relaciones comerciales", dijo Joan Romero, jefe de la división de comercio e inversiones de Cataluña.