Menos de 24 horas después de salir de la cárcel estranguló ex mujer por meterlo preso

NUEVA YORK._ Jerome Rivers, un delincuente sexual afroamericano, no esperó las 24 horas después de salir el lunes de la cárcel de Rikers Island, donde estaba preso por violar los términos de libertad condicional, denunciado por su ex mujer, para ir a la casa de ella y estrangularla para vengarse.
 

La víctima, Gia Pender le había puesto una orden de protección y alejamiento, pero accedió que el m atador fuera a la casa, después que él la llamó para decirle que quería “hablar” con ella.
Ella tenía 49 años, y miedo de que Rivers de de 52, la matara después de ser encarcelado durante dos meses porque violó los términos de su liberación como delincuente sexual atacándola.
Rivers estuvo preso también en 2013 por cargos de abuso sexual en tercer grado.
El asesino llegó a la casa de la mujer en Queens, y luego llamó a los policías a las 6:00 de la mañana del día siguiente, diciendo que se despertó con un "golpe" y encontró a Pender en el piso del dormitorio, dijo el fiscal del distrito de Queens, Richard Brown.
Más tarde dijo a los policías que "no tenía una razón para matarla", según el comunicado del fiscal, pero confesó que la muerta había robado sus cheques, despreciaba a su madre, y lo metió preso con falsas acusaciones por violencia doméstica.
La policía determinó que Pender había sido estrangulada hasta la muerte.
Rivers fue acusado por cargos de asesinato en segundo grado y desacato criminal, y quedó confinado sin fianza.
Si es condenado, se enfrenta a una condena de entre 25 años a cadena perpetua.
El fiscal calificó el asesinato como un homicidio sin sentido, agregando que la violencia doméstica es una plaga en la sociedad y debe terminar.