Compras por pánico ocasionan escasez de gasolina en Florida, y va a empeorar

Los residentes de Florida están corriendo para salir del paso del huracán Irma y se han encontrado con un grave problema: la escasez de gasolina.

Al menos 40% de las estaciones de gasolina en la zona de Miami-Fort Lauderdale no tienen gasolina, según estimados de la aplicación GasBuddy.

 

Por lo menos un tercio de las estaciones de gasolina en West Palm Beach y la zona de Fort Myers-Naples están en la misma situación.

Los centros de población centrales, como Tampa, también están afectados, así como la región del norte de Gainesville, según la misma aplicación.

La escasez fue desatada por dos golpes a la infraestructura energética de la nación: la increíble demanda de los residentes abandonando las zonas más pobladas y los problemas  en las refinerías a causa del reciente huracán Harvey.

"Es como si la iglesia, en Domingo de Pascua, recibiera un aviso de tornado", dijo Tom Kloza, jefe analista del Servicio de Información de Precios de Petróleo.

Kloza predijo que la escasez de gasolina empeorará a medida que el huracán Irma, ahora de categoría 5, cause más "compras de pánico" y las entregas de gasolina sigan bloqueadas por los cierres de los puertos.