El huracán Irma, del tamaño de Francia, golpea Antigua y Barbuda en el Caribe y se aproxima a Florida como uno de los más potentes de la historia

El huracán Irma en imagen satelital

 

El poderoso huracán Irma, de categoría 5, tras alcanzar las islas caribeñas de Anguila, Antigua y Barbuda, se ha trasladado a las islas de San Bartolomé y San Martín, y se aproxima a Cuba, Puerto Rico y el estado de Florida, donde se prevé su llegada el sábado.

Se trata de un huracán con un tamaño similar al de Franciay de máxima categoría, dijo en la mañana de este miércoles el meteorólogo de la BBC Simon King.

Irma es "extremadamente peligroso", según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés), ha alcanzado ya vientos máximos sostenidos de hasta 298 km/h.

El huracán es el segundo más poderoso registrado en la historia en el Atlántico, sólo detrás de Allen, el cual en 1980 superó los 300 km/h.

 
Cómo se ve el huracán Irma desde el espacio

El ojo de la tormenta alcanzó Barbuda, que tiene una población de unas 2.000 personas, poco después de la 1 de esta madrugada, hora local (5:00 GMT), con vientos de 250 km/hora antes de que los equipos de registro dejaran de funcionar y se dejaran de recibir nuevos datos.

Las comunicaciones con esa isla quedaron completamente interrumpidas desde hace varias horas.

En San Bartolomé y San Martín se han registrado inundaciones en áreas por debajo del nivel del mar.

El ministro de Interior de Francia, Gerard Collomb, dijo que los edificios del gobierno de la isla de San Martín, los más fuertes del lugar, fueron destruidos.

En la trayectoria pronosticada por el NHC se prevé que Irma se mueva sobre porciones de las islas de Sotavento durante la noche y la madrugada del miércoles, hora local.

Por la mañana se moverá sobre el norte de las Islas Vírgenes de EE.UU. y pasará cerca de Puerto Rico a finales de ese día. Ambos territorios estadounidenses fueron puestos en estado de emergencia.

Después continuará por el norte de la isla La Española, donde afectará a República Dominicana y Haití, para continuar por Cuba y aproximarse a la península de Florida a finales de semana.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos avisó de que el huracán puede provocar vientos destructivos, inundaciones costeras repentinas por una elevación inusitada del agua, oleaje peligroso y grandes lluvias.

"Este es un huracán de categoría 5 como no se ha visto nunca, y aunque esperamos que la trayectoria continúe hacia el norte, nos estamos preparando para lo peor", declaró el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

Image captionLa isla de Guadalupe registraba fuertes tormentas horas antes de la llegada del huracán Irma a la región de las Islas de Sotavento.
 
La devastación del huracán Irma a su paso por la isla caribeña de San Martín

El NHC emitió alertas de huracán para:

  • Antigua, Barbuda, Anguila, Montserrat, San Cristóbal y Nieves
  • Saba, San Eustaquio y Saint Maarten
  • San Martín y San Bartolomé
  • Islas Vírgenes Británicas
  • Islas Vírgenes de EE.UU.
  • Puerto Rico, Vieques y Culebra
  • República Dominicana en su región norte
Image captionLa previsión apunta a que buena parte de los países del Caribe y el estado de Florida se verán afectados por Irma.

Las imágenes satelitales muestran un huracán perfectamente simétrico, con un ojo muy claro, paredes de tormentas que se elevan y remolinos pequeños conocidos como mesovórtices, todo lo cual explica la peligrosidad del fenómeno.

Temores

Image captionEmpleados de un hotel llenaban bolsas con arena cerca de la playa en Marigot, en la isla de San Martin.

En las islas caribeñas, los vecinos aseguraron sus viviendas y las autoridades les pidieron se concentren en refugios y zonas altas ante la posibles inundaciones, marejadas y fuertes vientos.

Alison Strand, una habitante en la isla de Anguila, dijo que su familia pasó las últimas horas fortificando su casa ubicada en la costa, pues teme que "será la primera afectada por la tormenta".

"Nuestra casa está a 5 metros sobre el nivel del mar y estamos esperando oleadas de 8 metros… Creemos que vamos a perder nuestro techo de madera", dijo a la BBC.

Image captionAlgunas tiendas en San Juan, Puerto Rico, quedaron con sus estantes de agua y alimentos vacíos.

Carolyne Coleby, quien vive en la isla de Montserrat, dijo: "Irma está a punto de golpearnos con toda su fuerza".

"Soy una criadora de cabras y tengo que pensar en mi ganado. Anoche llevé a 20 cabras a un patio de un hostal que manejo y que está en un terreno ligeramente más alto", explicó.

"No puedo ir al refugio porque no puedo dejar a mis animales", insistía Coleby.

En Guadalupe se han cerrado escuelas y oficinas del gobierno, mientras que los hospitales han estado acumulando medicinas, alimentos y agua.

Se espera que las islas de San Bartolomeo y Saint Maarten, ambas destinos populares de vacaciones, sean especialmente golpeadas.

Florida en alerta

Para la noche del viernes, se prevé que los efectos de Irma comiencen a sentirse en la península de Florida, en el sureste de EE.UU., por lo que este martes el presidente Donald Trump declaró estado de emergencia.

En el balneario de Cayo Hueso, en el extremo sur del estado, las autoridades ordenaron la evacuación obligatoria de turistas a partir del miércoles, y a los residentes se les ha pedido que también dejen la isla.

El aeropuerto no tendrá operaciones de vuelos comerciales a partir del miércoles.

Image captionTiendas en Florida han comenzado a prepararse ante los posibles efectos de Irma a su llegada al sur de EE.UU.

"Estamos diciéndole enfáticamente a la gente que tiene que evacuar. No pueden darse el lujo de quedarse en una isla con un huracán de categoría 5 en camino", dijo Martin Senterfitt, el director del centro de operaciones de emergencia en el condado de Monroe.

Con la tormenta cada vez más cerca, miles de personas se han volcado a las tiendas de comestibles para prepararse ante la emergencia con alimentos y agua.

Mientras el país lidia con los daños provocados por el huracán Harvey en Texas y Luisiana, si Irma llega a la costa este en los próximos días será la primera vez que Estados Unidos es golpeado por dos tormentas de categoría 4 el mismo año desde que en 1851 empezaron los registros.