Esto es lo que motiva a los militantes de ISIS a luchar

Scott Atran y sus colegas de investigación se sentaron cara a cara con combatientes de ISIS capturados en Kirkuk, una ciudad en el norte de Iraq, cerca de las primeras líneas del frente de batalla.

Los investigadores entregaron a los combatientes un juego de cartas, grabadas con preguntas de estudio para que contestaran.

(Crédito: AHMAD AL-RUBAYE/AFP/Getty Images)

“Ellos literalmente aventaron las tarjetas y dijeron que se negaban a responder”, dijo Atran, un antropólogo cognitivo, director de investigación en Artis International, una institución de investigación multidisciplinaria y que ejerce cargos docentes en la Universidad de Michigan y la Universidad de Oxford.

Para sorpresa de Atran, los militantes sí estaban dispuestos a responder preguntas de investigación; solo que esas preguntas en particular eran incomprensibles para algunos porque las preguntas se centraban en las motivaciones equivocadas, dijo.

Los investigadores descubrieron que tres factores cruciales motivan tanto a los militantes de ISIS como a los que los combaten: un profundo compromiso con los valores sagrados, la disposición a abandonar a la familia por esos valores y la fortaleza espiritual percibida por el grupo o comunidad que representa el combatiente.

Los hallazgos, que fueron publicados en la revista Nature Human Behavior el lunes, también ayudan a explicar por qué los combatientes de ISIS que los investigadores entrevistaron estaban irritados con la línea inicial de preguntas, dijo Atran.

Esa primera ronda de preguntas de investigación no estaba relacionada con los valores sagrados. Sin embargo, cuando Atran y sus colegas desarrollaron nuevas preguntas y mediciones basadas en la espiritualidad y valores, los combatientes de ISIS comenzaron a abrirse, dijo.

El estudio podría “ayudar a conformar las decisiones de política para la defensa común” y la lucha contra el terrorismo, escriben los investigadores.

“Lo principal que realmente les importa a ellos es lo que 'sienten en sus corazones', como ellos mismos lo expresaron. Algunos de estos chicos están realmente comprometidos”, dijo Atran, agregando que encontró las mismas características en los combatientes kurdos y otros que luchan contra ISIS.

“En nuestro mundo material, hemos subestimado o restado importancia a la dimensión espiritual de la acción humana”, dijo. “Hacerlo nos arriesga a quedar expuestos ante personas que están motivadas por valores y virtudes espirituales y sagrados más profundos; creo que ese es el mayor peligro que enfrentamos”.

“No sólo están dispuestos a sacrificar a su grupo sino a su familia"

Para examinar qué puede conducir la voluntad de alguien a luchar y morir, los investigadores llevaron a cabo un estudio de campo cuantitativo en el que entrevistaron a 19 fuerzas del gobierno regional de Peshmerga o kurdo, a 17 kurdos del ejército iraquí y 20 combatientes sunitas árabes —todos ellos combatían a ISIS— sobre su disposición a hacer costosos sacrificios por el bien de sus valores, de febrero a marzo de 2016.

Los sacrificios mencionados en sus entrevistas eran morir, dejar sufrir a sus familias, matar civiles, emprender un ataque suicida o torturar a mujeres y niños.

Los investigadores revisaron las respuestas de los combatientes a las preguntas de la entrevista contra factores objetivos, como la frecuencia de heridos en la batalla o el tiempo pasado en el frente de batalla, dijo Atran.

Luego, los investigadores realizaron 14 encuestas distintas en línea y experimentos psicológicos controlados en los que 6.649 no combatientes en todas las regiones de España, incluidos los enclaves norteafricanos de Ceuta y Melilla, indicaron su propia voluntad de hacer costosos sacrificios.

Entre los participantes del estudio, ya sea en el frente o los no combatientes, los investigadores encontraron que la voluntad de luchar y hacer sacrificios se asociaba con si la gente consideraba tener una mayor fuerza espiritual que su enemigo, en lugar de tener una mayor fuerza física.

“Ahora, ¿qué pasa si —cuando la presión aumenta— los valores y el grupo se divorcian? ¿Te quedarás con tus amigos o con los valores? Hallamos que los combatientes más devotos... los más dispuestos a hacer sacrificios eran los que estaban dispuestos a sacrificar a su grupo” o amigos, como ellos dijeron. “No solo están dispuestos a sacrificar a su grupo sino a su familia”.

Medir lo que nos motiva a todos a morir por una causa

Las limitaciones del nuevo estudio incluyen que los datos están basados en un pequeño número de participantes del frente de batalla debido al acceso restringido, y que los datos de los no combatientes son autoinformes que solo son representativos de España.

Sin embargo, con miras en el futuro, Atran dijo que él y sus colegas están trabajando en una investigación de seguimiento que implica datos de imágenes cerebrales.

En conjunto, el que los investigadores hayan combinado el trabajo de campo etnográfico con los combatientes, con teoría científica y encuestas en línea fue “impresionante”, dijo Josh Horgan, profesor distinguido del Instituto de Estudios Globales y Departamento de Psicología de la Universidad Estatal de Georgia.

En general, esos son los principales componentes de la investigación sobre la radicalización y el terrorismo: el componente de la ideología y, en cierta medida, el componente de la red, o el componente de tener el apoyo de otros que comparten sus valores, dijo Arie Kruglanski, distinguido profesor de Psicología de la Universidad de Maryland e investigador de la American Psychological Association.