LIGA CAMPEONES - CONCACAF Tigres va a la Final de Concacaf y asegura que habrá equipo mexicano en Mundial de Clubes

Tigres va a la Final de Concacaf y asegura que habrá equipo mexicano en Mundial de Clubes

Los felinos vencieron 2-1 ante los Vancouver Whitecaps y avanzaron al duelo por el título, donde enfrentarán a Pachuca, por global de 4-1

Tigres va de nuevo a la Final regional.
Tigres va de nuevo a la Final regional. Mexsport

Ya es una tradición que pareciera por decreto: el representante de Concacaf en el próximo Mundial de Clubes será un equipo mexicano, otra vez, como cada ocasión excepto en 2005.

Tigres avanzó a la Final de la Liga de Campeones de Concacaf al derrotar por global de 4-1 a los Vancouver Whitecaps, luego de vencerlos 2-1 en el Pacífico canadiense.

No sin una pequeña dosis de dramatismo, pues apenas poco después del minuto 2, Shek Brea marcó el primero para los locales, que cayeron 2-0 en la ida en el Estadio Universitario.

 
 
 
 
 
Los Whitecaps pegan temprano y le quitan tranquilidad a los Tigres /Univision Deportes Network
 

Tigres se levantó del balde de agua fría y dominó las acciones, mientras los Whitecaps cosían a patadas a Ismael Sosa, el armador del cuadro mexicano.

Pero fue hasta el segundo tiempo que el vigente campeón de la Liga MX despertpo del letargo, con un golazo desde fuera del área de André-Pierre Gignac, que obligaba a Vancouver a marcar tres tantos para una remontada que ya lucía como misión imposible.

 
 
 
Con un golazo, André-Pierre Gignac pone a Tigres con un pie en la Final /Univision
 

Y al 84', Javier Aquino desbordó por derecha, centró raso, retrasado, y Damián Álvarez reventó las redes para poner el de la diferencia para Tigres.

 
 
 
Damián Álvarez sentencia y Tigres va a la Final de Concacaf /Univision
 

Sólo Saprissa ha representado a la zona de Concacaf en un Mundial de Clubes. Se ganó el derecho en 2005 tras vencer en la Final a los Pumas, que dirigía Hugo Sánchez. Pachuca ya es un visitante recurrente, mientras que los Tigres quieren quitarse el mal sabor de boca del año pasado, cuando América les arrebató el viaje a Japón.