El conductor del camión donde murieron 10 inmigrantes en Texas se declara culpable

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Promo Camion

 

El conductor del camión donde murieron 10 inmigrantes en Texas se declara culpable

En julio pasado las autoridades hallaron un vehículo en un parking en la ciudad de San Antonio con inmigrantes muertos por asfixia o deshidratación y otros al borde de la muerte. James Bradley Jr, el conductor, ahora podría enfrentar una pena de cadena perpetua.

James Bradley Jr., el hombre que conducía el camión lleno de inmigrantes 10 de los cuales murieron asfixiados en Texas en julio pasado, se declaró culpable de un cargo de 'conspiración' por tráfico de personas, informó la Oficina del Fiscal del Distrito Oeste de Texas. Ahora podría enfrentar una pena de cadena perpetua.

"Al declararse culpable, ante el juez Henry Bemporad, Bradley admitió que el 23 de julio de 2017, conspiró para transportar a extranjeros indocumentados en EEUU para obtener ganancias financieras (...) lo que resultó en la muerte de diez extranjeros indocumentados", dice el informe judicial.

El vehículo viajaba en pleno verano con 39 personas en su interior, apiñadas y sin oxígeno a temperaturas de 100 grados Farenheit. El camión fue hallado en un parking de un supermercado Wal-mart de San Antonio, por un oficial que encontró en el interior personas de pie y tendidas en el piso.

RELACIONADO
preview
"Después de una hora escuché que lloraban, que pedían agua. Toda la gente se desesperaba": el testimonio de sobreviviente del camión de Texas
 

Por otra parte, muchos de los sobrevivientes fueron hallados al borde de la muerte con asfixias, deshidrataciones severas y golpes de calor.
 
Los registros judiciales indican que a lo largo de todo el viaje, la cantidad de personas transportadas era de entre 70 y 180 a 200 y que se les cobró tarifas diferentes por llevarlos.

Durante la investigación, Bradley había dicho a los oficiales que se 'sorprendió' cuando abrió las puertas traseras del vehículo en el estacionamiento de la tienda ese 23 de julio, y fue derribado por un grupo de personas "españolas" que salieron del camión.

publicidad
 

Los investigadores afirman que el camionero sabía que estaba transportando personas y que actuó con indiferencia ante la vida humana. Algunos de los que viajaban en el camión relataron a las autoridades que quizás había hasta 200 personas amontonadas en el acoplado, según los fiscales.

 "La admisión de culpabilidad del señor Bradley ayuda a cerrar la puerta sobre uno de los responsables de causar la trágica pérdida de vidas humanas y el estrago causado en aquellos que sobrevivieron a este horroroso incidente", dijo en un comunicado Shane Folden, agente especial de la unidad investigativa del Departamento de Seguridad Nacional.

Bradley Jr., de 61 años, tendrá su audiencia en la que se conocerá la sentencia en enero de 2018. Los abogados del hombre que ha estado desde su arresto bajo custodia, declinaron hacer comentarios.