Autoridades a inmigrantes indocumentados: no serán arrestados si buscan refugio tras Harvey

Los inmigrantes indocumentados que busquen refugio tras la devastación provocada por Harvey no deben temer que agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE, por sus siglas en inglés) puedan detenerlos.

 

Ese es el mensaje que están enviando las autoridades de inmigración, la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y la ciudad de Houston.

"El ICE y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) han dicho que no están aplicando las leyes de inmigración en lugares de ayuda como refugios y bancos de alimentos”.

La agencia agrega que la mayoría de refugios son manejados por comunidades locales y por la Cruz Roja. “La Cruz Roja no le pedirá a la gente que muestre ningún tipo de identificación para que se quede en los refugios”.

Un bote ayuda en las labores de rescate en una calle inundada de Houston, el 28 de agosto.

El ICE también lanzó una declaración reiterando ese punto.

“Las operaciones de rutina de ejecución de las leyes inmigratorias no serán realizadas en sitios de evacuación o centros de asistencia como refugios y bancos de alimentos”, dijo esa entidad.

Y la ciudad de Houston afirmó lo mismo, a través de un tuit: “No pediremos documentos o estatus inmigratorio a nadie en ningún refugio. Ese rumor es FALSO”.

1 de 10 | La movilidad en Houston está seriamente afectada por el impacto de Harvey. La autopista 10 registra cierres intermitentes. En las salidas de esta vía se observan vehículos abandonados y bajo el agua. Algunos residentes han regresado a sus carros para recoger sus pertenencias. (Crédito: Michael Roa)

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. opera los puestos de control al norte de la frontera con México, en el camino de evacuación que muchos han debido tomar para huir de la tormenta.

Según la CBP, esos puestos de control seguirán abiertos, una medida que provocó duras críticas de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, capítulo Texas.

La decisión de la CBP, junto con el hecho de que el ICE y la FEMA dependan ambas del Departamento de Seguridad Nacional, aumentó el miedo a las deportaciones. Y los mensajes de las dos últimas agencias buscan mitigar esas preocupaciones.