ICE se equivoca y le envía una carta a una dreamer para deportarla

ICE se equivoca y le envía una carta a una dreamer para deportarla

En contra de lo que le dijeron hace unos días, el Servicio de Inmigración ha comunicado este lunes a Sthefany Flores, joven protegida por DACA, que ya no tiene que presentarse con una maleta en una de sus oficinas de Carolina del Norte.

Abogado de inmigración: “Si los dreamers no cometen ningún crimen no pueden ser deportados” /Univision

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) le pidió este lunes "disculpas por cualquier inconveniencia" a una dreamer que hace unos días recibió una carta de la agencia para que se preparara para su deportación, aclarando que ya no tiene que acudir con sus maletas a una oficina de inmigración en Carolina del Norte.

Todo empezó el pasado 1 de abril, cuando la hondureña Sthefany Flores Fuentes, una joven protegida por el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), recibió una carta oficial reclamándole que se presentara con sus pertenencias este miércoles en la oficina de inmigración de la ciudad de Charlotte. El documento pedía que su maleta —que vendría llena de los recuerdos que ella había acumulado desde que llegó a Estados Unidos a los 7 años— no pesara más de 40 libras.

Sthefany Flores, una dreamer hondureña de Carolina del Norte.
Sthefany Flores, una dreamer hondureña de Carolina del Norte. Cortesía / Sthefany Flores

"La carta decía que me encontraban deportable, que yo había recibido varias cartas al respecto y que no había más ayuda oficial que podrían darme (para permanecer en Estados Unidos)", explicó la dreamer de 20 años en una entrevista telefónica con Univision Noticias. "Pero yo tengo DACA y tenía entendido que estaría protegida".

La misiva había llegado con su nombre, su dirección y su nacionalidad, pero el número de registro de extranjero ('alien number') que aparecía en el documento era incorrecto.

Cuando Flores, quien vive en el condado de Rutherford, contactó la agencia federal de inmigración para aclarar lo que creía que era un error administrativo, le aseguraron que la cita sí era con ella y que no se trataba de una equivocación.